Luciano Castañón
(Xixón, 1926-1987)

Escritos gijoneses

Natural del barrio gijonés de La Arena, donde residió hasta su fallecimiento, se dio en Luciano Castañón Fernández la infrecuente conjunción de la pasión deportiva y la intelectual. La primera le llevó a jugar en el Sporting de Gijón, en el Cádiz y en el Avilés hasta abandonar la práctica profesional del fútbol en 1954. La segunda le acompañaría toda la vida: una dedicación absoluta a la actividad literaria.

Andariego incansable por los caminos de Asturias y amigo de literatos y artistas, si fue avaro del tiempo en beneficio de su trabajo, no lo fue para la entrega generosa a la amistad, para prodigarse en conferencias y en charlas, para actuar como miembro de jurados en concursos literarios y en certámenes artísticos.

Durante más de veinte años colaboró en la página Arte y literatura del diario El Comercio, donde fue dando cuenta puntual de acontecimientos culturales, no sólo regionales sino de ámbito nacional y extranjeros. Y junto a esta colaboración, otras incesantes en revistas especializadas: Archivum, Boletín del IDEA, Cuadernos Hispanoamericanos, La Estafeta Literaria, etc.

Como investigador del folclore y de la etnografía de Asturias, la obra de Luciano Castañón vino a enriquecer considerablemente la bibliografía asturianista con títulos como Refranero asturiano (1962), Supersticiones y creencias de Asturias (1976), Mitología asturiana (1983), etc. Monumental resulta su trabajo de bibliógrafo
(Bibliografía general de Asturias, Diccionario de Gijón, Diccionario popular de Asturias, etc.), en su mayoría aún inédito. Publicó biografías críticas y rigurosos estudios monográficos de pintores y escultores, como Carreño Miranda y Manuel Medina (1979) o Lombardía (1978). Y toda esta labor la simultaneó con la codirección de la Gran Enciclopedia Asturiana, para la que redactó numerosos artículos.

De su quehacer creativo, deben recordarse sus novelas Los días como pájaros (1962), Vivimos de noche (1964) y Los huidos (1973). Su pieza dramática El detenido obtuvo el Premio Guipúzcoa del año 1964.

Home